Chicknet: Chicknet

Viaje a Sevilla

Andalucía, constituída en ocho provincias, tiene todos los “ingredientes” para disfrutar de un buen menú viajero. Pero en esta ocasión nos centraremos en la ciudad con más salero y color: Sevilla.

Sevilla view

Con una población de más de 700 mil habitantes, Sevilla es una de las ciudades más grandes de España, con uno de los cascos antiguos más conocidos de Europa. No es un dato baladí que su casco viejo está entre los más extensos del continente europeo. Ni qué decir que es el más grande de la península Ibérica.

La Giralda

En esta zona de la capital andaluza, encontramos la Catedral de Santa María, la catedral gótica cristiana de mayor superficie. En ella, destaca un campanario particular, más conocido como La Giralda (foto). De claro origen musulmán -como alminar almohade- pero adaptada al cristianismo tras la Reconquista, como se puede ver en su coronación renacentista.  Otro de los monumentos más importantes es el Real Alcázar de Sevilla. De mismo origen árabe, pero remodelado para el uso de los reyes hispanos: desde Fernando III de Castilla, hasta los actuales Reyes, que se alojan allí cuando hacen una visita oficial a Heliópolis. A pocos minutos, encontramos uno de los edificios que representan la importancia de esta ciudad en la época colonial con América: el Archivo de Indias. Un edificio que conserva los documentos sobre los viajes a la actual Latinoamérica y Ultramar. Este conjunto monumental es Patrimonio de la Humanidad desde 1987.

Del casco antiguo, paseamos hasta el parque de Santa Luisa, para contemplar una de las edificaciones más importantes del siglo XX, la Plaza de España, con su característica forma semicircular, acoge edificios emblemáticos como el Museo Militar. Un conjunto de gran enjundia que se construyó para la Exposición Iberoamericana de 1929. También destaca el Teatro Lope de Vega, de estilo barroco.

Otra Feria de Exposiciones, fue la Universal de 1992, situada a las afueras de la ciudad, en el complejo de La Cartuja. No tiene un buen aspecto, ya que la rentabilidad y uso tras al “Expo” es prácticamente nula. Pero cabe destacar la visita al puente del Alamillo (foto), el Estadio Olímpico o el Palacio de la Navegación.
2002-10-26 11-15 Andalusien, Lissabon 235 Sevilla, Puente del Alamillo
Pero, volvemos al corazón de la ciudad. En concreto, a la zona de la Real Maestranza. La plaza de toros, una construcción del sigloXVIII y que está situada a la vera del río Guadalquivir. La llaman la Catedral del Toreo, y el torero que triunfa en una faena, sale a hombros por la Puertos de los Príncipes. Junto a la plaza, está la Torre del Oro (foto); quizá, el icono de esta ciudad. Actualmente sirve de sede del Museo Naval, pero tiene origen -cómo no- árabe, en el siglo XIII, con ampliaciones en el siglo XIV por el rey católico Pedro I El Cruel y en el siglo XVIII por el ingeniero Van der Borcht.

Sevilla-Torre del Oro y el Teatro de la Maestranza-20110915-09132

En una ciudad con tanta historia, merece la pena visitar más museos como el de Bellas Artes; o edificios de actual uso administrativo: el Ayuntamiento de Sevilla, el Parlamento de Andalucía o el Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía.

En Heliópolis hay tanto que visitar, que no puede caber todo en un post. Por eso, destacamos visitas pintorescas y con color como el Barrio de Santa Cruz, antiguo barrio judío, donde podemos ver una buena postal de las barrios andaluces: callejuelas con edificios claros y flores en la balconada.

Y no puedo cerrar este artículo sin mencionar las referencias turísticas más conocida: la Semana Santa y la Feria de Abril. La Semana Santa, una celebración religiosa marcada por las procesiones de las cofradías. Destacando la madrugá, que se celebra en la madrugada del Jueves al Viernes Santo. Semanas después, llega la Feria de Abril, donde el fino, los rebujitos y la música claman la semana de celebración, durante la primavera sevillana.

Debes estar identificado para poder opinar.